viernes, 2 de octubre de 2015

Hugo Caamaño -Caminata

Hugo Caamaño, Córdoba, 20 de febrero 1923 - Córdoba, 29 de septiembre 2015
Foto: Silvia Di Florio


Caminata

Las puertas de mi corazón han sido abiertas.
A la sombría casa ha entrado el viento,
el mar, la luz, un hombre, una mujer, el Universo.
Hoy he saltado de la cama convertido en un dios.
He salido a pasearme por un barrio de árboles viejos.
Mañana inmensa, aérea, sin un pájaro.
Todos los hombres y mujeres que encuentro
son hermosos. Y sin que ellos lo sepan
-asombrado de mi felicidad y de mi fuerza-
yo los inmortalizo si me miran.

Hoy 27 de junio son eternos.

Pero yo no soy hombre de quedarme en los barrios.
Para mí la realidad que piso es el país.
Mis pasos son de provincia a provincia.
Y aún suspiro nostálgico
por América derramada en las fronteras
américa –repito- América, América.
Y me paseo en la mañana vaporosa.
Eternidad –digo yo-, Eternidad, Eternidad.
Y pienso en cómo los íntimos amigos envejecen.

Amor –vuelvo a decir- Amor, Amor.
Y las ciudades crecen lentamente,
languidecen a mi paso,
vierten sus femeninas cabezas en mi pecho,
pero sólo un instante.

1 comentario:

  1. Querido y entr añable amigo-poeta, a quien conocí gracias Giannuzzi. Pena enorme saber de su partida. Hasta pronto, compañero. jorge ariel.m.

    ResponderEliminar