viernes, 18 de diciembre de 2015

Ratón Maciel -Me lleva no sé a dónde

Ratón Maciel, Bella Vista, 17 de octubre 1967


Me lleva no sé a dónde
                                              al informe epistolar de la poeta de Témperley  


Menciona a un tal Voltaire, al parecer un jardinero francés.
De todos modos poco importa todo eso
salvo el oficio de jardinero.

Un extenso número de poetas en esos
jardines, de pie como enanas de jardín
asustan. Nosotros nos dedicamos a otras
cosas: al yuyerío -saltando la valla de las enanas- en
el fondo tenemos un montón y dos o tres con flores
cerriles agradan en lo más, no nos engullen con
el dolor del viejo ni del nuevo existencialismo.

La Flor de Sapo es mi preferida, a veces la huelo,
inspiro, lo intento, mi anosmia
obliga a soñar sus olores.

Me desplazo y pienso en aquella ajena
nostalyía sobre la jardinería... de la que mucho ya se ha
escrito, la que nos es traída y mostrada sin respiro
ni rellano, la que se cristaliza, la que sin esconder el
senil pétalo de glicina no late en rigor. Insiste
en el irreconocible yuyo. Y tan furtiva ella
en su savia incolora, que con un sello de lacre
lacra nuestros bordes.

La leo y camino. Avanzo. Hurtar, despedazar, machacar
y machucar dentro del mortero es Ley.  Otro jardín
atemporal se jacta, oficia el cuidado.








No hay comentarios:

Publicar un comentario