miércoles, 6 de julio de 2016

Sandra Pasquini -Te preguntaste acaso...

Sandra Pasquini, Rosario, 7 de junio 1969


Te preguntaste acaso Claudia ¿por dónde el dolor nos entra al cuerpo?
digo/ si te lo preguntaste quizá alguna vez antes del cáncer o durante
mientras las alucinaciones de la Morfina te llevaban
de un punto fijo a cualquier parte
cuando la lengua te bailaba dormida entre la boca y la habitación
se llenaba de alimañas innombrables
cuando tampoco el venenito amargo te calmaba el hueso
y su hambre por tu pobre  vértebra extenuada
te preguntaste entonces acaso ¿por dónde el dolor nos entra al cuerpo?
porque a mí el dolor por  tu cuerpo me entró temprano
furioso y desbocado por el pecho como un dardo prendido fuego
y desde ahí arrasó sin ninguna piedad como un golpe de mangual
sobre los campos / la casa/ los nombres y todas las mañanas
ahora yo camino con tus pies
me arrastro con su peso buscando lugar entre mi cuerpo
día y noche ando a tientas con el animal oscuro avanzando por mi sangre
lo escucho gruñir y acomodarse
cuando el hambre lo apremia roe un poco el hueso
y entonces el cuarto vuelve a llenarse con los insectos de tu sueño
un río de cobalto anda brotando enloquecido de mis venas
de tanto en tanto cuando desboca amenazante
la pequeña bestia amaina conmovida
entonces yo pobre ignorante con la lengua ardida
como vos me doy de beber licor de adormidera
y no hago otra cosa que recordar y preguntarte
¿por dónde el dolor nos entra al cuerpo?




4 comentarios:

  1. Imágenes certeras como un dardo en su blanco, para expresar el abismo del dolor y de la locura que lo circunda. Gracias, querida poeta. Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. una lengua que arde y piensa la palabra justa, gracias!

    ResponderEliminar