lunes, 24 de julio de 2017

Nicolás Antonioli

Nicolás Antonioli, Florida, Buenos Aires, 19 de enero 1985



12

Bustriazo donde te hiciste esa herida?
La tiniebla se desviste con el horror de llegar a la verdad
Güemes habla de la patria secreta
De los días en que nos excedía la tortura
Hablo de la sumisa forma en que los pueblos
Se revuelven las tripas por nada
Qué hacer para salvarnos en un acto de heroica perpetuidad
Abolir las partes serviles del poema
No todo habla de la muerte del poeta
La gente tiene virtudes afrodisíacas
En los bondis que van hasta el velorio
Del hombre
En la ambigüedad de Olga Orozco
Que se traslada al plano de la realidad
María Meleck Vivanco se cruza una herida
Frente al espejo para volver a la raíz del poema
De lado a lado corre la sangre de la palabra nunca

15

                                                             “regalaréte lengua ansiosa
                                                              hasta agoniarte y fallecérteme”
                                                                        Juan Carlos Bustriazo Ortíz

Así haz de entibiada luz
Corónate de ademanes y ejecutorias del miasma
Encarceladas en la humareda del solsticio de Abra Pampa
Como un claror de madre yerta o de cosmogonía
De pelambres o sistémica elucubración
Devuélvenos Battistón  la poesía y oh psiquiatría
La imaginación poética
En la duramadre de mis más turbadas noches de insomnio
Mujer yarará que oscura sigmundeas en lo penumbroso
SÍ, LA LOCURA ES BERMEJA

19

Es un buen número
La superstición
Escribo en Jujuy a orillas del Río Grande
Siendo las 11 horas del día menos pensado
Sin saber de lo que hablo cuando digo que los testigos
De todo dolor morirían en el absurdo e impensable ejercicio
De saber que aún no hemos escrito
Aún no hay libro de promesas
No hay humanidad
Aún no hay lectura crítica ni nación
Nada está terminado aún
Ni nació un Tolstoi en el altiplano
Ni tanto ni tan poco
Se diría que la literhartura está en su etapa larvaria
Por contraposición
Toda aproximación es ficción o mentira sobre la mentira
Sobre la mentira
LA LOCURA ES LA MANÍACA COMPULSIÓN
DE DECIR LA VERDAD OCULTA DE LAS COSAS OCULTAS

20

Si es así como dicen
Decláreseme en estado de locura permanente
Como antes de la llegada del eremita
En esencia decir la verdad no es de poeta
Sino de mujer siniestra que boga en su maridaje
A qué extraña fuerza pertenece el orgasmo?
Con qué enfrentar al hombre y al eco del hombre
Poseída en la crónica de un cuerpo mutilado por decir sólo la verdad
Con los verbos necesarios para enfrentar al cobarde
Que husmea en la maraña de quejidos
O grititos del vientre
Entonces con qué enfrentar al hombre y al eco del hombre

No hay comentarios:

Publicar un comentario