lunes, 2 de octubre de 2017

Elizabeth Barrett Browning -Sonetos

Elizabeth Barrett Browning, Kelloe, 6 de marzo 1806–Italia, 29 de junio 1861
Versión Sandra Toro


Sonetos

VI

Vete de mí. Pero siento que de ahora en más
me quedaré en tu sombra. Nunca más, sola
en el umbral de la puerta
de mi vida aislada, dirigiré
los usos de mi alma ni alzaré como antes
la mano serenamente al sol
sin sentir aquello de lo que me abstengo,
el roce de tu mano en mi palma. La condena
de la tierra nos separa y deja tu corazón en el mío
con latidos duplicados. Lo que hago
y lo que sueño te contienen, como el vino
contiene el sabor de las uvas. Y cuando a dios
pido por mí, él escucha tu nombre,
y ve en mis ojos las lágrimas de los dos.





XV

No me acuses, te imploro, de tener
frente a ti tan sereno y triste el rostro;
que miramos en distinta dirección, y el mismo sol
no puede a los dos por igual iluminarnos los ojos.
Tú me miras a mí preocupado y sin dudas,
como se mira a una abeja encerrada en un frasco;
pues el dolor me guarda en el amor divino
y extender las alas para volar sería
un error imposible, si atinara
a intentarlo. ¡Pero yo te miro a ti –a ti—
y junto al amor, veo el final del amor,
detrás de la memoria oigo el olvido!
Como quien se sienta y contempla desde arriba,
más allá de los ríos el mar amargo.