martes, 12 de diciembre de 2017

Olena Kalytiak Davis -El “yo” lirico va en coche a recoger a sus hijos del cole:

Olena Kalytiak Davis, Detroit, 16 de septiembre 1963
Traducción Berta García Faet


El “yo” lirico va en coche a recoger a sus hijos del cole:

“yo” no ha encontrado, empezado, acabado el poema matutino de “yo”
el poema que “yo” estaba escribiendo sobre “yo” teniendo sexo con el hombre por el cual “yo” dejó a su marido
anoche o quizás esta mañana
un poema sexual, como quien dice, por así decir, por así desplegar
una fundación
para… qué???????????

SEXO

perdí mi sex/ual poema
cómo fue?
sé que se llamaba

SEXO

decía algo sobre mis acres frondosos
mi depilado ahí-abajo
algo sobre lo apretadito lo rápido

(traigo a Tiresias?)
has dicho calma?
tiresias, a quién le gusta más mentir/seguir follando?
ooops.

a quién le gusta más follar?

(“tráete de vuelta // tu antigua reflexión // (allen grossman haciendo de yeats)
de que la vida nos prepara // para lo que nunca sucede”)

hoy (el color de) mi sexo
estaba lavanda luego amarillo
dorado luego mutó en gris musgoso en verde

requiero a mi amante
más abajo

requiero a mi amante que shhhhhhhhhhhhh

requiero a mi amante
que se quede
requiero a mi
amante, ve!

amante, ve!
(mira!)

requiero a mi amante que se mantenga
lejos

“yo” se da cuenta de que casi ya es la hora de recoger a sus hijos del cole!
“yo” cae en la cuenta de que no ha llegado a ninguna parte, a ninguna parte cerca, y mucho menos dentro,
            desperdiciada otra mañana, no puede escribir un puto poema para salvar la vida de “yo”, bueno bueno,
“yo”, al menos, está “trabajando”.
“yo” se pone sus pantalones ajustados, sus botas grandes, su parka voluminosa.
“yo” abre el coche con el mando.
el coche de “yo” es un toyota rojo de 1995 4×4 que no tiene la suficiente potencia para “yo”.
la radio del coche de “yo” tampoco tiene la suficiente potencia para “yo”.
“yo” conduce por la ciudad escuchando a dylan, que tiene mucha potencia para “yo”.
“yo” se pregunta cómo es que por qué dylan no es el hombre de “yo”.
a “yo” la miran hombres inferiores, algunos en mejores coches, furgos más potentes,
            a pesar de que “yo” lleva una gorrita de lana que le tapa el pelo rubio y sucio.
“yo” siente el poder de ser una madre soltera en un coche rojo.
“yo” sabe que no es bastante poder.
“yo” piensa “yo soy el hombre, he sufrido, pasé por eso”.
“yo” está casi en la ruina pero
“yo” piensa “vivo más en un presente continuo, que disfruto”.
“yo” piensa “amor fati”.
“yo” mira de pronto las montañas chugach.
“yo” mira y ve que las montañas chugach a veces se ven desoladas y sucias y como con barricadas.
“yo” se percata de que las montañas chugach hoy están especialmente bellas con sol y nieve.
“yo” casi piensa “bañadas en sol y nieve” pero se resiste.
“yo” siente que “yo” tal vez puede encontrar, en realidad empezar, en realidad terminar su poema sexual mañana.
a “yo” le gusta esa cosa de dubus de que el adulterio también conlleva una moral propia.
a “yo” asimismo le gusta “el drama humano”.
a “yo” le encantó “i heart huckabees”.
“yo” pensó durante mucho tiempo que el sexo estaba sobrevalorado, luego no lo pensó durante un año y medio,
            ahora lo piensa otra vez.
a “yo” se le da, bueno, se le ha dado bien chuparla.
“yo” aguanta como un hombre.
“yo” opina que debería haber una nueva “nueva poesía del yo sexualizada y radicalizada”.
“yo” conoce bien el “frenesí monomaniaco del delirante del loco” pero
a “yo” en general no se le va la cabeza.
“yo” se acuerda de que “hace mucho tiempo, en 1925, boris tomashevsky, uno de los líderes de la crítica
            formalista rusa, apuntó que el “poema autobiográfico” es un poema que mitologiza la vida del poeta de
            acuerdo con las convenciones de su tiempo. no va de lo que ha pasado, va de lo que tendría que haber
            pasado, presentando de este modo una imagen idealizada del poeta en tanto que representante de su
            escuela literaria”.
“yo” quiere ser un hombre como marjorie perloff, helen hennessy vendler, boris tomashevsky.
“yo” opina que, por otro lado, “quiero decir que en el arte me gusta cuando el artista no sabe
            qué sabe en general; sólo sabe que sabe cosas específicas”.
“yo” piensa: “está el mantel limpio o yo no soy bob rauschenberg?”.
“yo” piensa que ojalá “yo” pudiera hablar más inteligentemente de teoría, no
“yo” piensa que ojalá “yo” pudiera escribir poemas más inteligentes, no
“yo” piensa “POR QUÉ SOY POETA Y NO…”
“yo” piensa “KALYTIAK DAVIS PINTA UN CUADRO”.
“yo” quiere meter la palabra “coruscante” y posiblemente una cita de rudolf steiner.
“yo” piensa que ojalá pudiera acordarse de la definición de abrams de la estructura
            de la más grande poesía romántica, pero el hecho de que presenta “a un determinado hablante en un
         
            ambiente particular y usualmente al aire libre, al cual escuchamos mientras efectúa, en lenguaje
            fluido y llano que fácilmente se eleva a registros más formales, un coloquio sostenido, a veces con
         
            él mismo o con el exterior, pero más frecuentemente con un receptor humano silencioso, presente o
            ausente” y que “el hablante empieza con una descripción del paisaje” y que “un elemento o un cambio
            en los elementos del paisaje evoca un variado pero integral proceso de rememoraciones, pensamientos
            anticipados y sentimientos que se conectan íntimamente con el exterior” y que “en el transcurso de
            esta meditación el yo lírico logra una mejor comprensión, se enfrenta a la pérdida trágica, desemboca
            en una decisión moral o resuelve un problema emocional” y que “a menudo el poema acaba donde empezó,
            en el exterior, pero con una modificación anímica y un entendimiento más profundo que es el resultado
            de la meditación susodicha” la evade.
“yo” quiere decir “receptor humano silencioso, estás ausente o presente?” pero “yo” sabe
            que “yo” usa, ha usado ese truco demasiado a menudo.
“yo” sabe que “yo” está sola en su coche rojo.
“yo” reconsidera que tal vez sería como chuparla bien?
“yo” piensa su de él su de él él él mismo, pero sin demasiada acritud, luego
“yo” piensa “yo”, luego
“yo” piensa “tú”.
“yo” no le ha dicho a su amante que “yo” ya no está enamorada de él, pero “yo” sabe
            que él lo sabe, debe de saberlo.
“yo” no le ha dicho a su amante que “yo” habló largo y tendido con el exmarido de “yo”
            por teléfono ayer.
“yo” piensa “mis intromisiones y mis oblicuidades”.
“yo” piensa que es el amor lo que fue mal.
“yo” siente cómo elizabeth bishop riñe a “yo”.
“yo” piensa en un casi tortazo cuidadoso cariñoso firme pero en realidad sólo un apretón fuerte de, no sobre, la
            mano de una, la, madre; ninguna de ellas tuvo durante mucho mucho tiempo suficiente.
“yo” no ha pensado en la madre muerta de “yo” durante mucho tiempo.
“yo” piensa en jonathan letham y en su madre muerta y en sus paredes llenas de libros.
“yo” piensa en mark reagan y en sus paredes y en sus paredes llenas de libros, y en cómo su casero,
            por miedo a un derrumbamiento, le hizo mudarse al primer piso.
“yo” piensa en doug teter y en su pared llena de libros, más pequeña, mas quieta.
“yo” piensa en jude law.
“yo” piensa en que jude law probablemente no sabe leer.
“yo” piensa que ningún amante suyo puede ser su “correlato objetivo”, sin embargo
“yo” piensa “qué verdadero sería un amante como teagenes”.
“yo” piensa “qué constante un amigo como pílades”.
“yo” piensa “qué valiente un hombre como orlando”.
“yo” piensa “qué correcto un príncipe como xenofón de ciro”.
“yo” piensa “qué excelente un hombre igual igual al eneas de virgilio”.
“yo” se percata de que dylan casi ya ha acabado de cantar “to ramona”.
a “yo” le encanta lo de “everything passes, everything changes, just do what you think you should do”.
“yo” piensa que dylan le está cantando a “yo”.
“yo” piensa que se refiere a ahora, y a ahora, y a ahora; todos los días.
“yo” casi ha llegado.
“yo” se pregunta si esta meditación de “yo” no es demasiado larga, si se ha alejado de “yo”.
“yo” opina que debería de tomar exactamente el mismo tiempo que el viaje en coche: 15 minutos como máximo:
            vale, 30 si hay tormenta de nieve.
         
“yo” sabe que no está nevando.
“yo” se pregunta si “yo” debería en este punto referirse a la meditación de “yo”.
“yo” piensa en que “el hombre puede encarnar la verdad; no obstante, no puede conocerla”.
“yo” piensa “sobre todo en condiciones de crisis psicológica”.
“yo” piensa en que qué es peor, la anáfora o la anafrodisia?
“yo” piensa en el diafragma todavía dentro de ella.
“yo” se cierra ante la audacia de su sexo.
“yo” llega justo a la hora para recoger a su hija.
“yo” tiene que esperar otros 45 minutos para rescatar a su hijo.
“yo” intentará acordarse y se acordará de esconderlo inmediatamente antes de que lleguen a la casa de “yo”,
            i.e. “a casa”.
“yo” ha manipulado los hechos para que “tú” te pienses que ella es robert Lowell (pero quien ha visto nunca
            a una chica como robert lowell?).
a “yo” no le importa si “tú”, receptor humano silencioso, presente o ausente, nunca jamás has escuchado hablar
            de, o no te importa un carajo, robert lowell.


http://www.vallejoandcompany.com