domingo, 4 de enero de 2015

David Antin -Privacidad en un lugar público

 
David Antin, Nueva York, 1 de febrero 1932
Versión Esteban Moore



Privacidad en un lugar público

me considero un poeta pero no voy a leer poesía     como podrán ver
           no traigo libros          a pesar de que he escrito libros          yo
tengo una extraña relación con la idea de leer    si no me pueden oír
  apreciaría   que se acerquen   pues esta no es una
situación en la que intentaré  amplificar  eso sucederá en  la segunda parte
     la que le corresponde a jackson maclow    el equipo que está detrás mío
   sobre el escenario  es otro equipo  yo sólo estoy usando este equipo
       mínimo    pues es el único equipo que puedo manejar
      en este momento particular   y la razón  es que en un tiempo
estuve involucrado con la ingeniería y ahora me estoy deshaciendo de las partes
      existió un tiempo en que yo hubiera concurrido con más     mucho
    más  y no hace mucho pero ahora en este momento no lo deseo   es
algo así  como mi actitud hacia  el libro                del que no intentaré
   leer       lo que quiero decir es que si  yo  viniera y les leyera  poemas
de un libro ustedes  lo considerarían un modo razonable de  comportamiento
       y es un modo razonable de comportamiento               generalmente
considerado    como una lectura de poemas     y sería  algo así  como
   extraer arvejas  congeladas de un contenedor de  comida          y eso
no me parece interesante porque entonces me  convertiría en un cocinero
   y realmente no deseo ser un cocinero           no  quiero ser un cocinero o
 recalentar la  comida por nada ni para nadie   he venido aquí para hacer un
        poema hablando    para hablar un poema           que será               siendo
las otras cosas iguales  porque yo quería hablar  acerca de
     algo   la situación que se presenta cuando un poeta viene a un sitio
           para construir  lo  que es un poema    digo ¿ que estoy haciendo
viniendo aquí a hablar poesía ?  eso   si  yo pensará que la poesía fuera
  una especie de iniciativa  romana  si  yo creyera  que  la poesía es una
iniciativa   romana  asumiría que hablar poesía es una  empresa razonable   y
  definida con claridad      llegaría al lugar y haría uso de  todo
   el magnífico  encanto de la retórica     del que me serviría y luego les
       ofrecería poesía     quiero decir mejoraría lo hablado   como verán
         hablar sería  sólo hablar      del modo en que lo hacen las personas y
  la poesía sería un discurso hablado que se supera  sería  charla que tiene finales graciosos
          podría rimar  digamos o producir una melodía o hace lo que hace o que tiene que
      de modos inusuales y exóticos no hay nada de malo en eso existen muchas personas que lo    hacen es divertido hacer equilibrio en un alambre tendido es divertido hablar mientras              
    bebemos agua es divertido hablar mientras hacemos la vertical invertida
propongo que no consideremos a la poesía como eso que se pone por encima de la  
                    conversación                        la considero                            en este caso
como algo que aparece en una ocasión particular en un lugar público            yo
  quiero decir están ustedes aquí y este es un sitio público y yo me dirijo  me enfrento
a una situación pública y estoy haciendo lo que los poetas han hecho durante mucho tiempo
   han hablado  de un mundo íntimo                algunas veces
  de una necesidad íntima  pero siempre             lo han hecho en un contexto bastante peculiar               para que cualquiera pudiera compartir sus palabras lo que es muy extraño
es extraño que un hombre venga aquí a hablar con ustedes a quienes no conoce y ustedes no lo conocen a él y ustedes se interesaran por lo que tuviera que decirles    y es exótico
 siempre hay algo raro en ello sin embargo si podemos compartir algún aspecto de nuestra humanidad quizás sea menos exótico     eso es       es sabido     que las personas entran en un bar   se encuentran con otra persona a  la que no conocen  y comienzan una conversación    les cuentan la historia de su vida  y luego desaparecen para no verse nunca más          de hecho pienso que existen personas que se especializan en hechos de esta índole         los conductores de taxis  en diversas ciudades viven esta experiencia repetidamente     alguien llega les cuenta la historia de su vida  que puede ser verdadera   o no                         puede ser mítica o puede ser un poema          y nunca los vuelven a ver  yo creo que las grandes historias míticas son aquellas que están llevando a cabo en este momento los choferes de taxi    en este preciso instante del tiempo    si pueden recordar las historias           y en este contexto asumo  que estamos tratando de alguna manera la ocasión mítica ¿ qué es lo que les voy a contar?   ¿algo privado?  por supuesto que les voy a contar algo  privado   ¿me van a creer ?             ¿me creerían ustedes si yo quisiera que me crean?
quiero hablarles  de algo bastante más personal de lo que se acostumbra razonablemente y es recomendable en una ocasión pública   sólo       porque se trata de algo poco razonable
..............................................................................................................................................
les digo que pienso que de alguna manera  las personas contraen matrimonio para poder definir su yo    una especie de yo privado que es todavía un yo público                   digo
las personas como yo                 hacen eso  pero definir un yo es una cuestión de esperanza y deseos eso es  quiero decir               deseo ser alguien  digo  soy alguien     soy alguien
 jim harithas es alguien  jim harithas adoraba la ciudad de siracusa él tenía las esperanzas de amar a siracusa y ha logrado realizar grandes  cosas en la ciudad de siracusa    no te avergüences  jim lo que has logrado en siracusa es realmente algo considerable un hecho importante                vos querías amar a siracusa                yo quería amar a miriam
y amé a miriam  que es casi lo mismo y un buen día miriam y yo dejamos de amarnos
 y realmente no sé cómo manejar una situación como esa eso es quiero decir  ¿quién habla por mi cuando hablo?             ¿tengo una audiencia?      aquí en este lugar público hablando como si se tratara de una charla con viejos amigos algunos nuevos  y de algunas personas que se han acercado  queriendo saber quizás ¿ qué es un poeta? ¿me entienden?
 lo que hace o hará un poeta               de qué diablos va a hablar  y yo vengo aquí con mis cosas privadas  para decirlo de alguna manera y les digo que me hallo aquí para definir mi ser y les cuento quien soy y porque hago lo que hago y ustedes lo pueden creer como le pueden creer a cualquier poeta    o como le pueden creer a su esposa                       o a sus hijos o a ustedes mismos ----------
- 1976



alpialdelapalabra.blogspot.com


















No hay comentarios:

Publicar un comentario